CALENTAMIENTO PERRUNO

ENTRENAMIENTO ZEN WOLF

CALENTAMIENTO PERRUNO

Todos sabemos que los perros vienen del lobo, que les gusta vivir en manadas y sobre todo correr y sentir el viento en la cara.

Por suerte o por desgracia, la mayoría de nosotros vivimos en pisos o en  casa con poco o nada de patio así que cuando saben que van a salir a la calle, se vuelven locos, ansiosos y solo quieren correr y correr, no saben dónde, pero ellos  salen a trompicones, con tirones y sacándonos de quicio a la mayoría de nosotros. Algunos humanos tienen suerte y su perro sale “calmado” hasta que llega al parque, pipican o donde sea, donde entonces soltamos correa y venga a correr como si no hubiera mañana.

Cuando  lo vemos correr así, vemos lo feliz que es y nos olvidamos de los minutos de arrastre previo que habíamos vivido.

Pues bien, esos instantes antes de soltar correa, no solo nos afecta a nosotros, sino que afecta a la salud del perro también.  Imaginaros a vosotros mismos, tumbados en el sofá de casa durante horas y de repente te viene el entrenador y te dice….A CORRER!! Y encima en spring! La mayoría sabrá que eso es terrible para musculatura y huesos. Necesitamos un calentamiento previo, preparar nuestro cuerpo  y mente para el ejercicio y para que no nos hagamos daño ante esa explosión de energía.  Entonces, porque no calentamos con el perro antes de nada? No solo hará que la llegada hasta el pipican sea más agradable, sino que cuando sea mayor, el perro tendrá menos problemas de dolores musculares y articulares.

Entonces, ¿cómo calentamos con nuestro perro? Aquí os pongo unas pautas para que el paseo sea más ameno, agradable y saludable.

  1. Antes de salir a la calle, debemos hacer que el perro haga estiramientos, normalmente un perro que se levanta del suelo o del sofá, ya se estira por si solo, pero si no lo hace, enseñémosle a estirarse.
  2. Hagamos un masaje por todo el cuerpo, para activar la circulación y empezar a despertar el cuerpo del perro.
  3. Vamos a estimularlo mentalmente, eso quemará energía en el perro y saldrá más calmado. Escondamos algún premio dentro de un cajón, en una botella…hagamos que piense un poco antes de salir.
  4. Al salir a la calle, toca andar, ni tirar ni salir al galope,  andar.
  5. Podemos ir aumentando la velocidad, aligeremos el paso y acabamos en un suave trote.
  6. Ahora el perro ya está preparado para correr, saltar y hacer de perro.
  7. Acabemos con otro juego de olfato para poner fin al paseo y que llegue a casa lo más calmado posible.

Siguiendo estas pautas, notaremos un cambio en el comportamiento del perro y haremos que cuando se mayor, esté más sano y con menos dolores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies